Mientras escuchas

sábado, 17 de septiembre de 2016

LOS BARROTES DE LA MENTE


Muchos vivimos en la mente y cuando vives en ella pierdes toda sensibilidad, te vuelves automático, monótono, serio, aburrido y lineal. En este estado, las cosas más hermosas de la vida que pasan delante de ti no puedes verlas porque te encuentras muy ocupado en la cabeza. Y por si fuera poco, a éstas les quieres añadir una definición para seguir encadenado a otra capa de repetición mental.
Es por esto que necesitamos salir de la mente, éste es el secreto, salir de manera natural y sin violentar tu cuerpo, como el que emprende un viaje que no tiene regreso. Si te quedas en la mente, eres esclavo, eres dependiente, no eres libre. Salirte de la estructura mental es tu oportunidad de vivir, quedarte en ella es someterte al esquema de cosas que debes hacer para que la mente se sienta bien, para que el concepto que ella tiene no cree conflictos o para hacer que se sientan bien aquellos de quienes depende la imagen que con tanta naturalidad la mente ha creado de ti.
La mente te ha robado el mejor tesoro, te ha robado el “ahora”. No me refiero al ahora como condición de tiempo, prefiero indicar lo que ese espacio representa como dimensión de “Ser y Estar”. 
Para el ego esto es fastidioso, le gustan los mapas con detalles excitantes, con punto y coordenada.  Sobre todo, le encantan las escalas, las escaleras o peldaños, anhela una imagen atada a una línea de tiempo que tratará de cortar para llegar pronto, cree que lo espiritual es algo calculado y sujeto a un esquema caprichoso, algo que la mente puede tomar como propiedad para de este modo crear una imagen y explotarla. Esta propuesta es muy peligrosa porque somete tu destino a un ideal ilusorio con la esperanza de que el mismo te traerá un mejor mañana espiritual.
De hecho, tu misión espiritual no se encuentra en el futuro, es siempre ahora. Toda esta realización, es oportuno decir, no proviene de la mente. No olvides que la mente es  un simple instrumento, el ancla eres tú. Si lo observas, te lo reafirmarás. Es el hecho de no saberlo que te hace buscar en vano la llave perdida para abrir las puertas del camino cuando en realidad las llevas siempre contigo.
Ya lo dijo Krishnamurti: “Cuando la mente está completamente silenciosa… lo inconmensurable puede revelarse”.

David Díaz Rodríguez: “La esencia del silencio”

viernes, 16 de septiembre de 2016

AMOR INMORTAL

Preferiría ser mortal por haberte amado que tener la inmortalidad libre de su propia muerte.

lunes, 12 de septiembre de 2016

BARROTES DE CRECIMIENTO

Si no nos enfrentamos al miedo, volveremos a los barrotes que nos protegen de nuestra personalidad y cerraremos la puerta con llave para dejar fuera al dolor, lo desconocido... A sabiendas que también le cerraremos la puerta a todo lo nuevo, a lo diferente...
Seguramente perderemos la oportunidad de crecer, porque después de todo, crecer no es otra cosa que abandonar las seguras trincheras para transitar espacios nuevos y vivir experiencias nuevas.

domingo, 4 de septiembre de 2016

MOMENTOS CONGELADOS

Una vez le preguntaron a Lewis Hain, un fotógrafo de guerra, que por qué había elegido esa profesión. Él contestó que si pudiese contar con palabras todo lo que veía no necesitaría cargar todo el día con una cámara de fotos. Que ciertos momentos de belleza, de desolación, de amor, de egoísmo, estaban más allá de las palabras.
También lo creo, hay cosas que no podemos explicar... Quizá por eso nuestra vida se compone de imágenes, de momentos congelados en el tiempo para siempre.
Anoche fue uno de ellos y me detuve a sacar esta maravillosa imagen para darle las gracias a todos los que hicieron del instante una deuda en el alma.
Gracias infinitas y en especial a la cocinera que todo lo bordó con el corazón...sólo así, las cosas se digieren mejor.

viernes, 2 de septiembre de 2016

ENCONTRARSE

"Cuando ya nada esperas, la vida te encuentra".

viernes, 26 de agosto de 2016

MI PERRA MOLI...


Se llama Moli...es una labrador y en esta imagen es la pura representación de la esencia de la "amistad" con mi hija. Desde que llegó, inmediatamente surgió entre ellos, esa obediencia y quietud a la vez que es capaz de transmitir en este caso el perro sin necesidad de pedirla, esa complicidad que invita a ver la vida siempre como un juego. La verdadera amistad es desinteresada, pues más consiste en dar que en recibir, lo cual no implica que no sea necesaria una correspondencia, un afecto y una benevolencia mutuas. Es un claro ejemplo al estar siempre predispuesta al reencuentro, acompañando incondicionalmente en cada uno de mis naufragios, aquilatando a veces los momentos de soledad, animándome cuando la angustia me ensombrece, invitándome a uno de estos mágicos paseos, regalándome toda su atención y su lealtad.
Hoy ha sido un paseo donde los dos ventilamos nuestras almas.


ARCOIRIS DE CONFIANZA

En el amor, muchas veces esperamos que la lluvia ácida del miedo amaine y el cielo dé paso a un arcoiris de confianza para lanzarnos a vivirlo.

viernes, 19 de agosto de 2016

SOY...


Soy hijo, soy padre, soy hermano, soy amigo. Soy sonrisa, soy llanto, soy sombra y soy luz. Soy parte de la vida de los que han pasado por la mía y soy parte de la vida de aquellos que me han hecho un hueco en la suya. Soy verdad y soy mentira, soy ego y soy alma. Soy caminosoy laberinto, soy preso y soy libre.
Lo soy todo pero no soy nada…

miércoles, 17 de agosto de 2016

PERSONAS INESPERADAS

"Me gustan las personas "inesperadas".
Las que no necesitan avisar para aparecer y hacer del momento un regalo.
Las que no necesitan una fecha para regalar.
Las que te besan sin pedirlo y cuando menos lo esperas.
Las que te dan un abrazo y no te rodean con los brazos sino te acercan el corazón.
Las que te escuchan sin juzgarte.
Las que están a un pensamiento de ti.
Las que te tienen presente un martes a las 4 de la tarde...
Las que no esquivan tu mirada.
Las que comparten el oleaje de su alma.
Las que te sacan una sonrisa cuando estás malhumorado.
Las que te llaman cuando menos lo esperabas pero cuando más lo necesitabas.
Las que como decía Gabriel García Márquez; "tienen derecho a mirar a otro hacia abajo, cuando ha de ayudarle a levantarse".
Me gustan las personas "inesperadas".

miércoles, 10 de agosto de 2016

LA EXPERIENCIA ES UN GRADO


Cuando uno trasciende una pérdida, sea del tipo que sea, no tiene que tratar de olvidar lo perdido, ni subestimar lo que ya no existe. Un duelo es ser consciente de lo que marcó en mí, aquello que forma hoy parte del pasado, y sobre todo, agradecer a la vida el haberlo encontrado, haberlo vivido.
No podremos hacer desaparecer la cicatriz, tenemos que elaborar un plan para cuando nos encontremos con ella, podamos acariciarla, y al hacerlo, darnos cuenta de que no nos duele al tocarla.
Esto garantiza que cuando surja la posibilidad de una nueva relación, sea distinta a la anterior, quizá no mejor, pero sí distinta, y eso, puede que nos lleve por otro camino más bello que el exhalado en el pasado.
Frank Lloyd no lo pudo describir mejor en una de sus frases: " Un experto es un hombre que ha dejado de pensar: sabe".