lunes, 12 de diciembre de 2016

OTRA NAVIDAD…OTRO AÑO…¿MÁS HIPOCRESÍA?



Llegó el celeste cielo de diciembre, cerramos otro año con la mochila un poquito más llena. Colmada de nuevos aprendizajes que nos harán peinar las canas con más cuidado y suavidad.
Una vez más, las calles se llenan de bombillas, adornos y villancicos para anestesiar nuestros acostumbrados corazones de los placeres superfluos. Un mes donde deberíamos ajustar nuestro sístole y diástole al vaivén de las emociones de la propaganda.
Ricos y pobres se dan una tregua, el egoísmo y la hipocresía salen de forma temporal de nuestras entrañas. Saludos enmascarados, sonrisas disimuladas, las diferencias sociales se ocultan temporalmente tras el torbellino de las fiestas, la gente olvida por un mes las diferencias volviéndose buena de repente. Y hasta algunos políticos se hacen de plastilina…
Diciembre es magia y esplendor, color y máscaras. Es explosión de sentimientos encontrados. Es el mes de la oferta y la demanda. Las tiendas llenas de gente, exhiben sus mercancías simulando felicidad y prosperidad…mientras medio mundo no tiene un trozo de pan para llevarse a la boca.
No puedo negar que en gran medida me encante respirar el aire que rodea la navidad, oler las castañas asadas, y sobre todo, los abrazos sinceros, sorteando los principios fingidos, pero siempre me queda la tristeza (luego la proceso para que no somatice en mi cuerpo) de que algunos utilizan la navidad para medir sus recursos económicos y alimentar su vanidad. Pululan por los centros comerciales en busca de la mercancía más novedosa pero innecesaria, quizá sólo para exhibirla. Celebran grandes y lujosas fiestas familiares o sociales para repartir besos, regalos, alcohol, comida y mostrar sus nuevas adquisiciones materiales.
Otros, con menos recursos financieros, son víctimas inconscientes de la propaganda y del ambiente. Sacrifican sus pequeños ingresos económicos para no quedarse atrás en la competencia materialista, y se endeudan para quedar bien con los suyos o quizá con los ajenos, o quizá, para que sus hijos no se vean huérfanos de este tiempo tan empírico.
Al final, todos somos víctimas (me incluyo), de esa emoción que nos embarga en este último mes del año, y que se disipa con los días, recolocándonos en el punto de partida un año más. Los bolsillos volverán a quedar vacíos de tanto gasto y derroche, volveremos a nuestros mismos afanes y estilos de vida, y el espíritu genuino de estas fiestas se queda agazapado en las tradiciones y ritos puramente religiosos. 
Puede que al leer estas líneas, saques tu conclusión, y creas que veo la navidad como algo adverso, pero no es más que cansancio, hastío, de vivir encapsulado cada mes de  diciembre bajo la sombra de la ficción. No deja de ser una simple reflexión personal. Y aunque no llegue a nada, esta noche dormiré más tranquilo. Intentaré soñar con que un día vivamos una navidad más auténtica, donde sobren los valores ficticios, donde los regalos se realicen con autenticidad, los abrazos sean para romper costillas de tanto amor y no por complacer. Me refiero a esa festividad donde se comienza a desterrar el egoísmo, la vanidad, las ambiciones materiales, el odio, los resentimientos y todo aquello que nos aleja de la felicidad. 
A todos les deseo una Feliz Navidad y un “venturoso” Año Nuevo.









viernes, 9 de diciembre de 2016

¿AMOR O JUICIO?

Si sólo amo lo que conozco...mi amor ¿es completo? Si sólo me aman por lo que conocen de mí... ¿me aman completamente?
Desde mi punto de vista, creo que no sería íntegro. Antes de opinar o juzgar las acciones, las intenciones del otro, tendríamos que hacer una práctica. En lugar de que sea nuestro ego quien cuestione, que lo haga nuestra alma o nuestro amor y preguntarnos: “¿Lo juzgaría o intentaría entender qué le lleva a actuar así?”
Debemos recordar que detrás de cada uno, siempre hay una historia que nos condiciona…
Ya lo expuso Oscar Wilde: “Si nosotros somos tan dados a juzgar a los demás, es debido a que temblamos por nosotros mismos”

jueves, 1 de diciembre de 2016

RESPONSABILIZARSE

Ante el dolor propio y ajeno nos agarramos a la frase: “El tiempo todo lo cura”. Es la “oración” utilizada por antonomasia para aliviarnos el alma. Ahora bien, si confiamos en que el tiempo nos va a solucionar todo, cedemos nuestro potencial fuera de nosotros y dejamos de asumir responsabilidades que nos pertenecen como: actuar, pensar, expresar,
arriesgar…ahorrándonos “vivir” en plenitud.
Como dice el legado de Sófocles: “Los cielos nunca ayudan al hombre que no quiere actuar”.

lunes, 28 de noviembre de 2016

APORTARSE

Las relaciones no son 50/50. Algunos días me levanto y sólo siento que puedo dar el 10%, entonces serás tú quien de el 90% restante. Otros días te levantarás sintiendo que puedes darme un 30% y seré yo quien aporte el 70% restante.
Pero lo más importante es que siempre haya 100% de amor.

jueves, 24 de noviembre de 2016

LA CRÍTICA

Las personas que se dedican a criticar a los demás, simplemente intentan distraer su mente del malestar que sienten en su vacía vida.
Juzgan a los otros para no verse obligados a verse a sí mismos, y evitan así, tener que tomar responsabilidades para asumir sus problemas. Así que, se mantienen entretenidos viendo la paja en el ojo ajeno e ignorando la viga en el propio.

miércoles, 16 de noviembre de 2016

PERDÓN O RENCOR

Todos nos vemos en la tesitura de elegir entre el perdón o el rencor. Los que eligen el rencor pierden una gran oportunidad de crecer.

domingo, 13 de noviembre de 2016

LIFE BEFORE DEATH


VIVIR, así con mayúsculas, y no solo “pasar por la vida” es, sobre todo, atreverse a interactuar con el mundo que está fuera de nuestra carcasa. Puede o no, ser fácil, pero queda claro que implica correr algunos riesgos.
Hay quienes por temor (me incluyo) a las consecuencias o para esquivar los costes, deciden no correrlos. Viven (o sobreviven) encerrados en unas estructuras que creen muy seguras y que muchas veces se derrumban con la llegada de un “viento” inesperado.
También, todo sea dicho de paso, está el lado opuesto. Los que creen que su vida se significa en la cantidad de adrenalina que pueden sentir corriendo por sus venas, por lo que, caminan a cada instante por el filo de la navaja, jugándose la vida (y, en muchas ocasiones, no solo la propia) en cada esquina.
Entre esos dos extremos, están (me incluyo después de trascender algunos mares con marejadilla), los que se saben vulnerables, conocen sus posibilidades…
Son, los que un día, de repente, a pesar de un “sol abrasador” y con el riesgo de quemarse la piel, no quieren perderse el placer de una caminata y salen de casa con una visera y embadurnados en protector solar. Son los que, en los días de lluvia, les gusta caminar entre los charcos, a pesar del riesgo de contraer un resfriado, y con paraguas en mano, salen a la calle…a vivir.
Lo que me ha quedado claro, es que los que deciden correr algún riesgo tienen posibilidad de perder algo o a alguien, pueden salir heridos y que pueden herir a otros, pero no es menos cierto que también los que se atreven a correr riesgos, pueden ganar lo que nunca hubiera logrado.
Nunca he sido un héroe ni querría serlo, quizá para mis hijas sí, como lo fue mi padre para mí. Soy, posiblemente como tú, de esos que no se conforman con ver la vida por televisión ni quieren abandonar a los demás a su suerte, sabiendo que puedo hacer algo para ayudar, aunque sea un poco.
Después de transitar este camino lleno de satisfacciones y sinsabores, he podido oír el canto de la vida cuando he intentado y he conseguido, y también cuando he proyectado y he fracasado con las propias limitaciones de ser humano; “honrar la vida”.
Justo en este instante, me viene a la memoria la película Gattaca. Ambientada en una sociedad futura, en la que la mayor parte de los niños son concebidos in vitro y con técnicas de selección genética. Vincent, uno de los últimos niños concebidos de modo natural, nace con una deficiencia cardíaca y no le auguran más de treinta años de vida. Se le considera un inválido y, como tal, está condenado a realizar los trabajos más desagradables... Vincent sueña con viajar al espacio, pero sabe muy bien que nunca será seleccionado. Durante años ejerce toda clase de trabajos hasta que un día conoce a un hombre que le proporciona la clave para formar parte de la élite: suplantar a Jerome, un deportista que se quedó paralítico por culpa de un accidente. De este modo, Vincent ingresa en la Corporación Gattaca, una industria aeroespacial, que lo selecciona para realizar una misión en Titán.
Vincent corrió el riesgo de “tocar” el espacio aunque el coste fuese elevado, su propia vida.
Thomas Edison lo plasmó de forma ingeniosa en una de sus frases: “No he fallado, solo he encontrado 10.000 maneras que no funcionan. Los que aseguran que es imposible no deberían interrumpir a los que estamos intentándolo".

lunes, 31 de octubre de 2016

AYUDAR-SE

Hay gente que se agarra a otro para salvarse y en realidad, es el otro quien se está salvando.

lunes, 24 de octubre de 2016

ESPERAR O ACCIONAR

Si nos sentamos a esperar para estar preparados para lo que acontece en el día a día, puede que esperemos toda una vida.

miércoles, 19 de octubre de 2016

EL PRECIO DEL PERDÓN

Nelson Mandela al abandonar los barrotes de la prisión, dijo: "Al salir por la puerta hacia mi libertad supe que, si no dejaba atrás toda la ira, el odio y el resentimiento, seguiría siendo un prisionero".
Y modestamente agrego: "Si no hay perdón no hay olvido. Si no hay olvido no hayaremos paz. Sin paz no habrá amor".

viernes, 14 de octubre de 2016

ESO SOMOS...ESO SOY

Lo que ves es lo que soy...
Simplemente un trozo de "ser" en este infinito Universo que nos vive.
Risa y llanto...
Sueños y realidad...
Locura y cordura...
Dolor y amor...
Dulzura y amargura...
Niño y adulto...
Pasión y razón...
Ego y alma...
Libre y esclavo de mis emociones...
Limitado e infinito...
Ángel y demonio...
Nada y eternidad...
Eso soy... No es gran cosa...pero es todo.

jueves, 13 de octubre de 2016

MIRADAS

Hay miradas que lo dicen todo... Es por ello que quien no te quiere oir, no te va a escuchar ni siquiera gritando. Pero quien te quiere entender, te entenderá incluso si no hablas.

miércoles, 5 de octubre de 2016

DAR

Todos damos algo, algunos lo dan todo.

lunes, 3 de octubre de 2016

PUNTUALIDAD

Ser puntual no es sólo llegar a tiempo, es también, irse en el momento adecuado.

sábado, 17 de septiembre de 2016

LOS BARROTES DE LA MENTE


Muchos vivimos en la mente y cuando vives en ella pierdes toda sensibilidad, te vuelves automático, monótono, serio, aburrido y lineal. En este estado, las cosas más hermosas de la vida que pasan delante de ti no puedes verlas porque te encuentras muy ocupado en la cabeza. Y por si fuera poco, a éstas les quieres añadir una definición para seguir encadenado a otra capa de repetición mental.
Es por esto que necesitamos salir de la mente, éste es el secreto, salir de manera natural y sin violentar tu cuerpo, como el que emprende un viaje que no tiene regreso. Si te quedas en la mente, eres esclavo, eres dependiente, no eres libre. Salirte de la estructura mental es tu oportunidad de vivir, quedarte en ella es someterte al esquema de cosas que debes hacer para que la mente se sienta bien, para que el concepto que ella tiene no cree conflictos o para hacer que se sientan bien aquellos de quienes depende la imagen que con tanta naturalidad la mente ha creado de ti.
La mente te ha robado el mejor tesoro, te ha robado el “ahora”. No me refiero al ahora como condición de tiempo, prefiero indicar lo que ese espacio representa como dimensión de “Ser y Estar”. 
Para el ego esto es fastidioso, le gustan los mapas con detalles excitantes, con punto y coordenada.  Sobre todo, le encantan las escalas, las escaleras o peldaños, anhela una imagen atada a una línea de tiempo que tratará de cortar para llegar pronto, cree que lo espiritual es algo calculado y sujeto a un esquema caprichoso, algo que la mente puede tomar como propiedad para de este modo crear una imagen y explotarla. Esta propuesta es muy peligrosa porque somete tu destino a un ideal ilusorio con la esperanza de que el mismo te traerá un mejor mañana espiritual.
De hecho, tu misión espiritual no se encuentra en el futuro, es siempre ahora. Toda esta realización, es oportuno decir, no proviene de la mente. No olvides que la mente es  un simple instrumento, el ancla eres tú. Si lo observas, te lo reafirmarás. Es el hecho de no saberlo que te hace buscar en vano la llave perdida para abrir las puertas del camino cuando en realidad las llevas siempre contigo.
Ya lo dijo Krishnamurti: “Cuando la mente está completamente silenciosa… lo inconmensurable puede revelarse”.

David Díaz Rodríguez: “La esencia del silencio”

viernes, 16 de septiembre de 2016

AMOR INMORTAL

Preferiría ser mortal por haberte amado que tener la inmortalidad libre de su propia muerte.

lunes, 12 de septiembre de 2016

BARROTES DE CRECIMIENTO

Si no nos enfrentamos al miedo, volveremos a los barrotes que nos protegen de nuestra personalidad y cerraremos la puerta con llave para dejar fuera al dolor, lo desconocido... A sabiendas que también le cerraremos la puerta a todo lo nuevo, a lo diferente...
Seguramente perderemos la oportunidad de crecer, porque después de todo, crecer no es otra cosa que abandonar las seguras trincheras para transitar espacios nuevos y vivir experiencias nuevas.

domingo, 4 de septiembre de 2016

MOMENTOS CONGELADOS

Una vez le preguntaron a Lewis Hain, un fotógrafo de guerra, que por qué había elegido esa profesión. Él contestó que si pudiese contar con palabras todo lo que veía no necesitaría cargar todo el día con una cámara de fotos. Que ciertos momentos de belleza, de desolación, de amor, de egoísmo, estaban más allá de las palabras.
También lo creo, hay cosas que no podemos explicar... Quizá por eso nuestra vida se compone de imágenes, de momentos congelados en el tiempo para siempre.
Anoche fue uno de ellos y me detuve a sacar esta maravillosa imagen para darle las gracias a todos los que hicieron del instante una deuda en el alma.
Gracias infinitas y en especial a la cocinera que todo lo bordó con el corazón...sólo así, las cosas se digieren mejor.

viernes, 2 de septiembre de 2016

ENCONTRARSE

"Cuando ya nada esperas, la vida te encuentra".

viernes, 26 de agosto de 2016

MI PERRA MOLI...


Se llama Moli...es una labrador y en esta imagen es la pura representación de la esencia de la "amistad" con mi hija. Desde que llegó, inmediatamente surgió entre ellos, esa obediencia y quietud a la vez que es capaz de transmitir en este caso el perro sin necesidad de pedirla, esa complicidad que invita a ver la vida siempre como un juego. La verdadera amistad es desinteresada, pues más consiste en dar que en recibir, lo cual no implica que no sea necesaria una correspondencia, un afecto y una benevolencia mutuas. Es un claro ejemplo al estar siempre predispuesta al reencuentro, acompañando incondicionalmente en cada uno de mis naufragios, aquilatando a veces los momentos de soledad, animándome cuando la angustia me ensombrece, invitándome a uno de estos mágicos paseos, regalándome toda su atención y su lealtad.
Hoy ha sido un paseo donde los dos ventilamos nuestras almas.


ARCOIRIS DE CONFIANZA

En el amor, muchas veces esperamos que la lluvia ácida del miedo amaine y el cielo dé paso a un arcoiris de confianza para lanzarnos a vivirlo.

viernes, 19 de agosto de 2016

SOY...


Soy hijo, soy padre, soy hermano, soy amigo. Soy sonrisa, soy llanto, soy sombra y soy luz. Soy parte de la vida de los que han pasado por la mía y soy parte de la vida de aquellos que me han hecho un hueco en la suya. Soy verdad y soy mentira, soy ego y soy alma. Soy caminosoy laberinto, soy preso y soy libre.
Lo soy todo pero no soy nada…

miércoles, 17 de agosto de 2016

PERSONAS INESPERADAS

"Me gustan las personas "inesperadas".
Las que no necesitan avisar para aparecer y hacer del momento un regalo.
Las que no necesitan una fecha para regalar.
Las que te besan sin pedirlo y cuando menos lo esperas.
Las que te dan un abrazo y no te rodean con los brazos sino te acercan el corazón.
Las que te escuchan sin juzgarte.
Las que están a un pensamiento de ti.
Las que te tienen presente un martes a las 4 de la tarde...
Las que no esquivan tu mirada.
Las que comparten el oleaje de su alma.
Las que te sacan una sonrisa cuando estás malhumorado.
Las que te llaman cuando menos lo esperabas pero cuando más lo necesitabas.
Las que como decía Gabriel García Márquez; "tienen derecho a mirar a otro hacia abajo, cuando ha de ayudarle a levantarse".
Me gustan las personas "inesperadas".

miércoles, 10 de agosto de 2016

LA EXPERIENCIA ES UN GRADO


Cuando uno trasciende una pérdida, sea del tipo que sea, no tiene que tratar de olvidar lo perdido, ni subestimar lo que ya no existe. Un duelo es ser consciente de lo que marcó en mí, aquello que forma hoy parte del pasado, y sobre todo, agradecer a la vida el haberlo encontrado, haberlo vivido.
No podremos hacer desaparecer la cicatriz, tenemos que elaborar un plan para cuando nos encontremos con ella, podamos acariciarla, y al hacerlo, darnos cuenta de que no nos duele al tocarla.
Esto garantiza que cuando surja la posibilidad de una nueva relación, sea distinta a la anterior, quizá no mejor, pero sí distinta, y eso, puede que nos lleve por otro camino más bello que el exhalado en el pasado.
Frank Lloyd no lo pudo describir mejor en una de sus frases: " Un experto es un hombre que ha dejado de pensar: sabe".

domingo, 31 de julio de 2016

GARANTÍA DE FRACASO

Si en la vida lo que hago es sufrir mientras espero que la realidad se vuelva igual a mi deseo, el fracaso lo tengo garantizado.

sábado, 23 de julio de 2016

NO QUIERO CREER...

No creo, o no quiero creer que la felicidad esté y florezca en los momentos buenos y tampoco tiene que derrumbarse frente a un episodio de dolor. Por eso creo que uno puede sentirse feliz incluso en momentos difíciles.

domingo, 17 de julio de 2016

LO QUE DAS TE LO DAS

Ayudar al que lo necesita no sólo es parte del deber...sino de la felicidad.
"Lo que das te lo das".

¿PAREJA PERFECTA?

No existe la pareja perfecta... La felicidad de dos no viene de un emparejamiento perfecto, sino de la voluntad de ambas partes por mejorar.
La pareja nos sirve de espejo y es en el amor donde trascendemos nuestro ego. Desde ahí pulimos nuestro yo para hacer de la pareja no perfecta, pero sí verdadera.

RENACER

Y por un momento aparece, sin esperarlo, un viento fuerte. El cielo se tiñe gris y comienza a llover. Esa furia inesperada golpea nuestra alma que se ve azotada por las gotas de la lluvia.
Tormentas de miedos, de dudas, de tristezas... La climatología nos ciega, pero ya hemos aprendido que todo es pasajero.
La tempestad no invita a salir fuera, incita a un hospedaje para mirar dentro, con calma, observando las cosas desde otro prisma. Momento de introspección.
Una vez los largos dedos del sol vuelven a tocar la tierra mojada, salimos más airosos, más pulidos, más conscientes de que todo pasa por algo. La vida es un aprendizaje perenne.
Ya no seremos los mismos... El viento se ha llevado las viejas hojas dando lugar a que brotes con más fuerza.
De eso se trata, de crecer en cada oleaje de nuestra alma...

LA BELLEZA DE LO SIMPLE

La belleza de la vida está en las pequeñas cosas del día a día. En lo sencillo, en lo que no apreciamos, en lo que no oímos, en lo que no vemos.
Continuando con nuestras pequeñas cosas, con quienes amamos, aceptándolos con sus defectos y sus virtudes, riendo juntos y hasta de uno mismo, tener las necesidades básicas cubiertas y, por supuesto, con problemas (con o sin solución)...en mi opinión, eso nos hace ser conscientes de vivir plenamente. Sobrevivir a los problemas del día a día, con pequeñas victorias puntuales, pero sin ninguna guerra ganada de importancia. Si ya consigues hacerlo siendo tú mismo, ya has ganado...
Intentar sobrellevar las penurias que nos encontramos, con la posibilidad de seguir enamorados de lo cotidiano, aguantando estoicamente los días malos de la persona con la que convives y los nuestros. Disfrutar de las alegrias de cada uno, compartir y apoyarse en los problemas, porque la vida tiene luz y oscuridad.
Ahí está el secreto de la verdadera convivencia...
Ya lo dijo nuestro queridísimo Joaquín Sabina: "La vida es tan corta y el oficio de vivir tan difícil, que cuando uno empieza a aprenderlo, ya hay que morirse".

EL VERDADERO SENTIDO DE COMPARTIR

¿Qué sentido tiene vivir si no compartimos?
Día a día tenemos nuevas oportunidades, nos relacionamos, tenemos altas y bajas emocionales, logramos cosas increíbles, nos deprimimos, nos sentimos alegres...
A diario experimentamos vivir como en una montaña rusa de momentos y sentimientos. Esta vida es confusa, extraña, única en sí y además…apasionante. Pero; "¿saben qué es lo mejor?" Poder compartir toda esta locura de vivir con alguien más, con alguien que realmente nos apoya, nos quiere y nos ama sin juicios, sin análisis.
Es maravilloso poder abrazar a alguien, expresar tus sentimientos, robar sonrisas, reír a carcajadas, soñar y contarlo, un paseo, compartir un café, sentarte a ver un atardecer..."vivir". Porque esto no es más que un paseo...
Ya lo dice la frase: "Amar es compartir la misma estrella que nos une a la distancia".

OTRA FORMA DE DECIR: "TE QUIERO"

Las personas nos decimos"te quiero" constantemente en un: "avísame cuando llegues a casa, ¿un café?, no conduzcas con el móvil en la mano, buenos días, ten cuidado, que descanses, cuidate, estamos en contacto..."
Esta es una de tantas formas de decir "te quiero".
Hay personas que no saben leer estos mensajes, pero preocuparte por quien está en tu vida, sin "ocuparte" de ellos...no genera ningún gasto adicional.