martes, 21 de diciembre de 2010

NUEVAMENTE…LLEGÓ NAVIDAD

El cielo de Diciembre se ha posado sobre nuestra cabeza, en él, anida como es costumbre: La Navidad.
Una vez más, el mes de la ilusión nos invade para traer recuerdos, proyectos e incluso la posibilidad de creer transformar la más difícil de las quimeras.
El calendario arrastra en sí, el final de un año que se va cargado con toda la esperanza puesta en aquel último mes del pasado 2009, donde le pedíamos al 2010, un cambio. Nuevamente reconducimos nuestros sentimientos exponiéndolos sobre la mesa de este presente diciembre, suplicando algunos, el mismo deseo que años anteriores y aquellos que han visto hecho su sueño realidad, se precipitan en solicitar” uno nuevo, siempre invitados por el optimismo.
Miles de bombillas volverán a iluminar las calles, los escaparates alumbrados harán de “parada” para muchos buscadores de regalos. El humo de las castañas asadas penetrará por nuestros orificios, respirando así, un clima muy diferente al del resto de los meses. Los niños, “tirados” hasta altas horas de la noche con sus típicos juegos de dinamita quemada, conseguirán que inhalemos una fragancia que nos invite al optimismo.
La esperanza que conlleva la llegada de un nuevo año, trae consigo hasta para el más escéptico, la credibilidad de que todo será especial, deseable y sobre todo, “diferente”.
Si la navidad tiene una carga muy positiva y nos invita a vivir de forma diferente (aunque sea por unos días), a veces y para muchos arrastra un “peso” enorme. La nostalgia hace de sombra en estos días para quienes “padecen” ausencias. Hace poco, llegó a mis manos a modo de texto, la historia de una joven que no podía vivir con alegría la navidad, debido al vacío que provocaban aquellos que ya no estaban entre ella. Sentir añoranza por aquellos a los que queremos y no están es habitual, pero tenemos que alegrarnos por aquellos que nos rodean y disfrutarlos, porque quizá no habrá un mañana.
Esta navidad es la segunda que vivo con una ausencia notable, no sólo para mí, sino para mi hija y su mamá. Cuesta aceptar (creo que nunca lo podré hacer, pero lo intento) que ya no esté entre nosotros. Cuesta vivir la realidad con los ojos abiertos, enfrentarnos a una verdad incómoda pero como había leído en aquellas hojas, tenemos que aferrarnos a los que nos acompañan, disfrutarlos y exprimirlos.
Momento de “empaquetar” un año más, de desenvolver la ilusión y la esperanza de que el próximo 2011 “sea mejor”, 365 venideros días para que nuestros deseos se cumplan.
Esperando que así sea, les deseo a todos unas felices fiestas.

4 comentarios:

mariposafeliz dijo...

Alex, no se como he llegado aquí. no recuerdo. Te tenía como pag. favorita...
Estaba leyendo este último post, y con "city of angels" de fondo y viendo la lluvia tras el cristal, no he podido contener la lágrima.
Lo siento por esta ausencia que nombras, el/ella está con vosotros aunque no este presente, estoy segura. Hoy 21 entra la navidad .. mucha luz, amor, salud, prosperidad para ti y para los tuyos. Besos dulces :)

Javier dijo...

A la pregunta sobre qué cualidades personales habían contribuido más a sus logros, Albert Einstein solía responder: "El regalo de la fantasía y la esperanza ha significado para mí mucho más que la capacidad de absorber y retener conocimiento".
Va a hacer un año ya que descubrí este rincón virtual, esta ventana a la reflexión, al optimismo responsable y a la convivencia. Fue, está siendo y (ahí va uno de mis deseos para estas Navidades) seguirá siendo una herramienta para poder ir redondeando aristas y mejorando un poquito cada dia. Deseos, tengo muchos, pero, prefiero aprovechar estas fechas, en lugar de para pedir, para proponerme metas. Pequeños, pocos y posibles logros que puedo llevar a cabo durante este nuevo año que vamos a estrenar.
Espero que tus deseos se cumplan, y que aquellos propósitos que tengas en ciernes para este nuevo año, seas capaz de llevarlos a cabo.
Feliz Navidad, amigo Alex.
Javier.

Lorena dijo...

Vivir con ilusión, fuerza, esperanza..no siempre es fácil. Ocasionalmente, los días se inclinan hacia arriba y nos dificultan el andar, pero afortunadamente, es la propia vida, la que se "encarga" de proporcionarnos las herramientas necesarias para allanar el camino el resto de los días del año. Estas mágicas fechas, me invaden con sus aromas, sonidos y luces... escuchar La Navidad desde tus palabras, me permite, percibirla a través de tus ojos y me alegra, me invade sentir que algunos seguimos SINTIÉNDOLA de ese modo, con la ilusión y la energía transmitida desde los niños en forma de gritos y carreras para canalizar el nerviosismo propio de las fechas. Aquellos que ya NO ESTÁN, ESTARÁN SIEMPRE, mientras nosotros los tengamos PRESENTES en nuestras VIDAS, en nuestros CORAZONES. Disfrutar de NUESTRO SER y de quienes NOS RODEAN siento que es la esencia para VIVIR CON PLENITUD, pero también lo es, disfrutar desde el recuerdo y con la alegría de haber compartido con los que ya han partido. Feliz Navidad a TODOS, y especialmente A TÍ ALEX, que has llegado para INUNDAR gran parte de MÍ a modo de REFLEXIÓN. Ojalá la vida, no deje de sorprendernos, aunque no siempre lo haga positivamente, permitiéndonos sentirnos VIVOS, aportándonos FUERZA E ILUSIÓN para aquellos momentos en los creamos flaquear, pues "todo pasa.." Desde AQUÍ, Mil Gracias por llegar como un pequeño tesoro, antes de Navidad, pero seguro, que en el momento exacto, en el instante preciso. Un Beso más que Enorme. MUCHA FELICIDAD E ILUSIÓN A TODOS para cada día del año ;)

Red. dijo...

HI Alex!! No hay que intentar olvidar a nadie, una ausencia que se siente es en realidad una enorme presencia, que no te va a abandonar jamás.

Vivamos la navidad y las fiestas los que estamos aquí, sin preocuparnos por los que no están, porque Sí ESTÁN, aunque no podamos verlos con nuestros sentidos tan limitados.

Crees que si no estuvieran no los habrías olvidado ya?

Están!!

Te deseo lo mejor de lo mejor para vos y tu flia, ponele onda que el que viene será el mejor año.