sábado, 21 de noviembre de 2009

LA FE

Esta semana, visité como de costumbre la Basílica de San Juan para instalarme allí y orar. Es un momento donde encuentro paz y me reencuentro conmigo.
Desde hace tiempo me he abrazado al Budismo, aunque personalmente me considero como la “mayoría” de este mundo, un seguidor de Jesús. Como cristiano, he vivido con él toda mi vida, pero de un tiempo a esta parte me he convertido en un cristiano no exclusivista y no creo que el cristianismo sea la única religión aceptable, por más que sea mi “hogar”.
Budismo, hinduismo, cristianismo, el islam o la propia fe bahai, el mensaje esencial de todas las religiones es bastante parecido. Cada una, con su propia filosofía, sus propias tradiciones, se fijan como objetivo apaciguar los sufrimientos del espíritu humano. Poco me importa si tal religión es “superior” a la otra, lo que tengo en cuenta es la mejor que se adapta a mis expectativas, y supongo, que es lo que cada uno debe encontrar.
El caso, es que una vez terminé de exhalar mis súplicas, la quietud del templo se instaló en mí, incitándome a quedarme estático durante un tiempo en aquel largo banco de madera.
Segundos después, una señora ya entrada en edad, como pude percibir al ver su rostro, semblante marcado por las líneas del tiempo, cumplía su promesa arrastrando sus rodillas con paso muy lento. Al notar, que era cuidadosamente observada, me hizo una pequeña reverencia a modo de saludo. Esto me incitó a cuestionarme qué le había sucedido para que paseara sus rótulas por las primitivas piedras de la basílica. Qué cumplió la “imagen” del Santísimo Cristo de Telde, para que esta señora desfilara su paso por la alfombra roja (y no la de Hollywood) en dos ocasiones.
Una vez terminó su promesa, se quedó mirando fijamente a la estatua del Santísimo Cristo, hecho de pasta de millo por los indios tarascos de México, que aterrizó en nuestra ciudad entre los años 1550 y 1555. Hipnotizada por el Santísimo se persignó como diez veces consecutivas, gesto que generó aún más mi inquietud por saber de su fe.
Evidentemente, no supe qué le hizo llegar hasta la imagen, intuyo una promesa, pero dejó con su paso, una reflexión en mí para desmenuzar: la FE.
La fe sin duda se trata de un concepto abstracto de muy difícil definición. La creencia propia de la fe, hace del asunto creído algo tan fuerte, que adopta el carácter de verdadero, aún sin ser comprobado. En la Biblia, encontramos una definición muy acorde a como quiero desde mi perspectiva explicarla, dicha definición se encuentra en Hebreos 11:1 y dice lo siguiente: “Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve”.
Tener fe es aceptar la palabra del otro confiando en su honestidad. Así ocurrió con los grandes profetas. Sus seguidores les creían porque tenían conocimientos sobre lo que profesaban, eran personas capaces de predecir acontecimientos y hablaban por inspiración divina, o en nombre de Dios. Buda, Jesucristo, Krishna, Mahoma, Baha’u’lláh son algunos de los mensajeros de Dios, según sus respectivas religiones.
Modestamente tengo mi opinión sobre la fe, y nada tiene que ver con la esperanza porque muchos creen que es lo mismo, para mí, la fe se encuentra en el momento presente, mientras que la esperanza se haya en el futuro. La fe es lo que nos proporciona seguridad. Fue la conclusión que saqué cuando abandoné la basílica después de desmenuzar el acto que aquella señora “profesó” durante mi estancia en la iglesia.
Se dice que la FE, es como una brújula en la tormenta y en la niebla. Modestamente creo que cada uno tiene su particular brújula interior. Si tú eres de los que ya has encontrado la tuya, ¿hacia dónde giran sus agujas?

12 comentarios:

M N dijo...

Hola qué tal? Es la primera vez que visito tu blog y debo reconocer que algunas de las fotografías me han encantado porque creo que el agua es un signo de esperanza y a mí, personalmente, también me da paz.

Por otra parte, creo que la fe no sólo remite a Dios, a veces no nos damos cuenta pero la fe también se da en las relaciones interpersonales: por ejemplo, confiar plenamente en alguien es un acto de fe o dicho de otra manera: un acto de amor.

Dios tiene muchos nombres como muestran las diferentes religiones (dicho metafóricamente), sin embargo, son muchos los puntos en común entre todas ellas.

En la sociedad del ruido y las prisas es difícil encontrar un hueco para la espiritualidad. Sin embargo, nadie puede ser feliz sin atender su interioridad de forma adecuada.

Muchas gracias por compartir tus reflexiones que bien podrían ser filosóficas.

Carmelo Mesa dijo...

Gracias por compartir con nosotros tan bella experiencia y reflexión.
Yo vivo en Tenerife, (Ten...fe).
Estoy contigo en que la fe existe en el ahora, en nuestra vida que se está manifestando en cada instante en el que desplegamos el Universo con nuestro actos.
Cada uno de los grandes hermanos que mencionas han encarnado para recordarnos quienes somos y hacia donde nos dirigimos.
Aunque haya quienes aún no lo sepan, hemos iniciado la vuelta a Casa, la remontada hacia nuestro origen.
Recibe un abrazo desde la fe.

Karol_a dijo...

Yo siempre tengo fe, en lo bueno que pueda acontecer, y hacer y recibir, mi fe está en creer que siempre hay algo más y mejor, creo en la buena filosofía de la vida, en la honestidad, la fé es algo que se espera, y sí es algo que no se ve, y algo necesario para buscar motivos a los que agarrarse, es buscar un alivio para no pensar que estamos solos, que nos mueve algo tan fuerte como abstracto para seguir en el camino, ya puede ser una religión u otra, las bases del bien, su fondo son muy parecidas, soy cristiana y comparto las enseñanzas de buda, es un tema complejo y muy personal, porque nuestro dios cada uno lo llevamos particularmente dentro, y según el interior de cada uno.
Es muy buen tema tu escrito de hoy, es complejo y no se le da explicación en un comentario.
Un abrazo Alex. Qués será la fe, que hasta quien es ateo puede tenerla.

Jorge Luis Barrera dijo...

Buena reflexión has tenido sobre un tema muy importante como este.
La fe es para el ahora, la esperanza para mañana.

Todos tenemos fe en algo, ya sea en Dios o en nosotros mismos, pero casi siempre hay fe.
Este tema para mi es muy familiar, lo oigo muy seguido y es algo que distingue, creo en la Ley de la Fe y como cristiano he aprendido de grandes ejemplos de fe en la Biblia y de grandes enseñanzas de hombres del Movimiento Palabra de Fe como Kenneth Hagin y Kenneth Copeland, y sé que hay un pasó más haya de la fe que es el Activar nuestra fe.
Una fe real es una Fe activa en lo físico.
Como dijo Jesús: "La fe mueve montañas" y no hablaba simbólicamente.
Saludos :)

Namaskar dijo...

Espectacular reflexión Ale, FELICIDADES!!. La verdad, es que la mayoría de nosotros nunca se ha preocupado por saber que nos ha llevado a seguir una determinada doctrina religiosa. Simplemente recibimos nuestras creencias, a menudo contradictorias, de padres, familiares, amigos… Es cierto, que muchas veces esa FE nacía y me atreveré a decir que nace aún en ocasiones, de una esperanza, de una desesperación, de un miedo intensísimo por el cual necesitamos CREER y no sabemos muy bien el por qué, ni podemos, ni queremos explicarlo. Pero y, si bien es cierto, te diré mi querido Ale, que de un tiempo a esta parte las agujas de mi brújula interior no han hecho más que moverse transformando este concepto en mí, y sabes? comparto más contigo la FE del presente, del AHORA, de cada instante, de cada momento!! Lo cual no quita para que siga visitando esos templos en los que crecí no solo por fuera sino también por dentro y siga encontrando el mismo sentido a hacerlo.
Han sido quizás pocas pero y muy intensas las vivencias que han hecho girar mis agujas y para las que NO he hallado la respuesta que me haya hecho mantenerme en ese único punto o estado de FE razonable y no racional, donde todo aquello que no tiene lógica o respuesta era oculto bajo la alfombra de ese misterio insondable que es la FE cristiana, y, asumiendo que ésta FE solo se mantiene a base de una VOLUNTAD DE CREER A PESAR DEL MAL, y que por tanto te hace renunciar a la razón…. bufffffffff!!! Mi brujula se volvió loca!! Igualmente, pude experimentar desde muy cerca la poca resistencia de ésta FE al envite de las desgracias personales: ¿ cuantos creyentes no hemos tenido acaso una crisis en que según lo que nos ocurra seguimos creyendo o no en Dios?? A mi particularmente, fue esa CO-existencia del mal y el sufrimiento en el mundo, junto con un Dios infinitamente bondadoso y todopoderoso que así lo permite, lo que me hizo cuestionarme este tipo de FE, ya que tras una vivencia dolorosa e inexplicable, únicamente me quedaba eso, renunciar a la razón y… asumir qué??
(sigue)

Namaskar dijo...

(continuacion)....Por todo ello, de un tiempo a esta parte, mi concepto de FE ha evolucionado y se ha ensanchado y rico porque no solo la FE me vincula a un Dios, a una religión, a una filosofía… sino a la vida misma de cada instante, al día a día, pues es el momento presente el que nos incluye los actos más bellos y hermosos (un abrazo, una sonrisa, un buenos dias, un amanecer, un atardecer, un día soleado, un día LLUVIOSO, el ladrido amistoso de Moli cuando te oye llegar, nuestra relación de Amistad, etc…) y a la vez es el mismo día a día el que conlleva dificultades que NO podemos evitar y que no siempre sabemos por qué nos suceden tales cosas, simplemente desarrollamos la aceptación del presente, pese a que nos duela tanta carga, damos un VOTO DE CONFIANZA en el fluir de la vida y esperamos hasta el final para ver el por qué de esto.
Las cosas que nos suceden no siempre son susceptibles de que nuestra mente las comprenda o nuestra voluntad las conquiste, pero es aquí donde mostramos nuestra FE esa capacidad en aceptarlo… Son constantes actos de FE Ale, constantes actos de AMOR…igualmente ocurre con las relaciones personales donde se establece esa relación de confianza entre personas, donde no se cree en algo sino en alguien, donde se acepta la palabra del otro, entendiéndola y CONFIANDO, como tú muy bien describes Ale, que es honesta y por tanto veraz y que no nos engaña…LA FE EN ACCION ES AMOR, de ahí que nuestras relaciones sean distintas unas a otras según con quien. El amor esta en todos los lados, y para mi Amar es un acto de Fe, solo es cuestión de abrir bien los ojos del alma para poderlo apreciar, porque suceden muchas veces que los ojos del rostro están tan contaminados de la vida que a veces se vuelven ciegos a las manifestaciones más sencillas de amor y hasta tendemos a confundirlos con otras cosas. Y.. para abrir los ojos del alma necesitamos CREER que efectivamente el alma tiene ojos que ven todo desde una óptica distinta, que no necesitan de luces y sombras, sino solamente del SENTIMIENTO.
Ay “hombre de poca FE”(es broma y lo sabes mi niño!!)…ENHORABUENA por este Articulo Ale, aunque ya te lo dije personalmente no quiero dejar pasar una vez más la ocasión de felicitarte y agradecerte muy sinceramente tu aportación personal a mi vida. Desde que te conozco ha sido un constante fluir y crecer entre nosotros y… es ahora con tu blog, donde aún más puedo exteriorizarlo y enriquecerme y hacértelo llegar con cada una de tus reflexiones que cada vez son más y más buenas!!! Créetelo mi niño, vales mucho, mucho, mucho!!! Felicidades desde la FE que te profeso…
Mil besos, diez mil!!!
Por cierto el video perfecto!! Que recuerdos Ale no me perdía un capitulo, Michael Landon, mi ángel particular…me encantaba esta serie!, tú tambien eres de los que a menudo miran al cielo verdad mi niño?? , todo pasa por algo Ale!!! GRACIAS porque tus palabras son música para mi corazón, como siempre me encantó!!

Karol_a dijo...

Sí, creo que eres un chico estupendo. :)

Lorena dijo...

El saber que la VIDA está llena de cosas MARAVILLOSAS y nos ofrece la oportunidad de saborearlas: la naturaleza, las relaciones sociales (amor, amistad, compañerismo, pequeños encuentros…), la familia, y por supuesto UNO MISMO…
Cierto, no es lo mismo FE que ESPERANZA… pero para mí ambos sentimientos,… van de la mano. Cuando el momento presente es difícil, en ocasiones, la esperanza de que cambie es lo que me hace posible estar presente.
El conocerme y revivir cada una de mis batallas, de mis luchas, de los momentos difíciles a nivel personal y saber a ciencia cierta que todo pasa… la fuerza interior con la que me he enfrentado a cada una de las situaciones, ello me aporta la confianza suficiente para estar ahí y permanecer en medio del huracán, a veces con tranquilidad, otras con locura pero con FUERZA.
Esa es mi FE, es en lo que creo, en la LUCHA, en la FUERZA, en el CORAJE, en el INTENTO hasta la saciedad… eso es lo que me ayuda a permanecer en cada momento… después de ello, y si todo FALLA, sólo queda una cosa, ¡entonces sí!: ACEPTACIÓN.
La continuidad del aprendizaje durante TODA LA VIDA, hace de cada situación difícil, una nueva ocasión para el reciclaje, para afianzar, aumentar, replantear, reforzar… todas estas capacidades.
Por supuesto tengo mi DIOS, quien aporta un gran sentido a mi vida, “un cómo o por qué” de las cosas, esa parte que me ofrece una conexión íntima entre lo que hago y lo que siento en cada paso… no me agarro a él sólo en los momentos de desesperación, me acompaña en cada instante, porque me ayuda a estar en paz conmigo misma.
Me ha enseñado a saborear cada momento, cada situación y agradecerlo profundamente… sólo de esta manera, podemos tener la esperanza (ante una situación de desesperación), de que todo es CAMBIO, de que la VIDA nos aporta TODO, y nosotros decidimos qué ESCOGER, ELEGIR, ser o no, PRISIONEROS (preciosa reflexión...) de nosotros mismos. INCLUSO LAS situaciones MÁS DIFÍCILES de nuestra vida… tienen su lado positivo… ¡INCLUSO LAS MÁS DIFÍCILES!, hoy por hoy, ES LO QUE SIENTO, ésta es mi verdad.
Una vez más, ENHORABUENA por tus líneas, por tu texto…que siempre transmiten esperanza y fe. Un Beso Enorme mi pequeño Friki. Gracias, por estar tan cerca.

David dijo...

Amigo Alex, yo pasé por cosas parecidas a las que cuentas...No te engañes...
Si lees y estudias con detenimiento las Escrituras (de la religión que séan) veras que:

1. Las palabras de Jesús no dejan lugar para Mahoma, le niegan en orígen.

2. Las palabras de Mahoma niegan a Jesús, no dejan lugar para él (es más piensa que Jesús jamás murió en la cruz).

3. Jesús y Mahoma niegan a Bahaullah (a pesar de que éste si acepta a los anteriores DESNATURALIZANDOLOS).

4. Buda niega a Bahaullah y éste último acepta a Buda deformandolo gravemente...

CONCLUSION: El Sincretismo (o sea la unión o fusión entre religiones o profetas) es una MENTIRA RADICAL, un canto de sirena que solo escuchan (y yo lo hice también) los INCAUTOS o los DESINFORMADOS...

Es triste amigo, pero es así, NO HAY ni un solo profeta que conozca que acepte a los demás, tan solo BAHAULLAH y ya te digo que éste DEFORMO los principios y Escrituras de las demás religiones para que encajaran en su HERMOSO SINCRETISMO...

David dijo...

El Sincretismo es un delicioso ESPEJISMO para ingenuos y desinformados...
Todos los profetas niegan las enseñanzas de los demás profetas...
Tan solo Bahaullah acepta a todos pero deformando sus enseñanzas para que encajen en la suya...

Anónimo dijo...

El sincretismo es tan solo un ESPEJISMO para ignorantes o desinformados, es IMPOSIBLE en orígen, todos los profetas reniegan de los demás...

Acuarius dijo...

Hacia mi
hacia Dios
hacia todos
hacia Todo