miércoles, 4 de noviembre de 2009

A MI BUEN AMIGO PEDRO FLEITAS GONZÁLEZ


El pasado viernes a la hora en que la tarde se iba desmayando, salí a pasear con mi perra. Ese merecido tiempo en el que el animal, sacia sus necesidades tanto biológicas como emocionales, y yo, mientras, me siento a ver en el horizonte como se funden mar y cielo y se transforman en uno.
La sábana oceánica, mantenía una calma fuera de lo normal en estas fechas. En ese preciso instante, un barco rompía la serenidad del agua que rodeaba la costa. Al ver como esa embarcación con su paso dejaba su rastro atrás, formando una línea que dividía en dos la quietud del mar, lo comparé con el rastro que dejamos los seres humanos en nuestro paseo por la vida. Todos dejamos una huella, algunos de forma muy superficial y otros tan profunda que nos perdemos en mirar el hueco que han cavado en su andar diario, como es el caso de mi buen amigo Pedro Fleitas González.
Este lunes visité como suelo hacer con frecuencia su consulta. Para quienes no lo conocéis, os diré que además de homeópata, acupuntor, buen conocedor de toda clase de terapias orientales, e instructor de la Bujinkan Dojo, Pedro es un ser humano sin precedentes, es mi forma de valorarlo. La razón es simple y llanamente que es una persona abierta al diálogo, sabe escuchar, y desde mi perspectiva, encontrar a alguien que lo haga desinteresadamente hoy día, es rozar el cielo con los dedos. No es una persona que dé consejos gratuitamente pero “aplica” con sutileza una frase que le he podido escuchar: “No hay que enseñar al alumno aquello que puede aprender por él mismo. Pero si el alumno todavía no tiene desarrollada la visión hay que mostrárselo.”
De un tiempo a esta parte, mi relación con Pedro se ha fundido como lo hace la cera provocada por la llama. Pisé “su nuestro” tatami hace unos 20 años para empaparme de las artes marciales impartidas por él. Con el tiempo se agudizó una fuerza dentro de mí, que hizo que mis pies dejaran de pisar el “tatami” para pasear por los campos de fútbol de nuestra redonda isla.
“Lo que la vida te quita por un lado te lo devuelve por otro”, conmigo se cumplió. Las lesiones deportivas producidas por el deporte rey me llevaron nuevamente a las manos de mi buen amigo y terapeuta.
Desde entonces, Pedro ha estado en mi vida de una manera u otra. Ahora le siento más cerca. Nuestras largas conversaciones, su altruismo solidario conmigo…han hecho que nos veamos con lupa, todo se ve más grande, transparente y se “ensancha a lo largo”. Siento y puedo sentir por su parte, que cuando compartimos tiempo nos vemos como “amigos”. Le hablo y él me habla, nos abrimos sin miedo a que uno de los dos pueda utilizar la intimidad entregada. Siempre he oído que “dar información es dar poder”, por ello, cierro más que abro el grifo de mi vida personal. Pedro logra con su “llave” abrir mi manantial, consiguiendo que me olvide de aplicar aquella frase que me retiene en otras ocasiones, con otras personas, emanando toda mi agua para llenar la “presa” de sus oídos y de su alma.
Quiero como manda el haberme criado en un buen caldo de cultivo, agradecerle a la vida las cosas que me regala, buenas o malas. Las no tan buenas, las suelo desechar una vez hayan pasado por mi filtro, para quedarme con la parte positiva de ellas, y con las bondadosas como es el caso de mi relación con Pedro, como anteriormente mencioné, agradecerle al UNIVERSO que me haya dado la oportunidad de vivirlas, de exprimirlas…
-“Ábrete a la no- existencia del yo.” Me invita a sumergirme cuando alguien invadido por la ira, la rabia, la envidia…se dirige hacia mi persona de forma destructiva cuando publico, y no haciéndolo hacia el escrito, como debería de ser.
Abrirse a la no-existencia del yo es desapegarse del mismo. De esa manera logro no apegarme a nada y desprenderme de los comentarios hirientes.
Para cerrar os propongo el siguiente ejercicio relatado en uno de los libros de Jorge Bucay, para la reflexión y conclusión. Consta en apuntar en un folio una lista de las personas que te importan, (no incluyas ni padres, ni hermanos, ni hijos, ya sabemos que nos importan más que nada). Una vez terminada la lista de las quince, ocho, dos o cincuenta personas que hayas apuntado, probablemente confirmes lo que ya sabías. Dale la vuelta al folio, y sin ver la lista anterior, anota los nombres de las personas para quienes crees ser importante en sus vidas, dicho de otra manera, la lista de aquellos que te incluirían en su lista. Puede ser que esta tarea te confirme que hay personas a quienes queremos, pero quizá mucho más doloroso, será descubrir la existencia de los que no nos quieren.
Estoy seguro que Pedro me añadiría en su lista y yo a él, sin duda.
¡Gracias infinitas Pedro, por todo!

7 comentarios:

El Rincón de Nuke dijo...

Enhorabuena a los dos sin duda alguna....

Estoy segura Alex, de que en la lista de muchas de las personas que te conocen aparecería tu nombre....

Cuidate de dentro hacia fuera....

Carmelo Mesa dijo...

Hola Alex.
Me alegra mucho haber encontrado tu blog.
Soy amante de lo cotidiano y tu lo expresas transmitiendo mucha buena energía.
Me uno al grupo de tus seguidores.
Me encantaría que visitases mi blog
www.2012ahora.es
Un abrazo de un chica a un canarión.

Amaya dijo...

Descubrir la existencia de quien no nos quiere puede ser doloroso.., pero al menos es un punto de partida hacia la verdad..
Un beso
Ha sido un placer descubrir tu blog

apm dijo...

Alex, enhorabuena por este blog tuyo precioso y entrañable en el que expresas muy bien, con sensillez lo que sientes, felicidades...

Yo, no he hecho esa prueba que propones de las listas, tengo pocos amig@s, pero los que tengo, estoy segura estan tanto ellos en mi lista como yo en las suyas, la amistad, esa amistad de verdad, esa que sale de la empatía y el cariño incondicional, vale mucho, como decimos por aqui, un potosí de oro, y más!

Oye, que bien estar esta semana cerquita de Nuke, allí en su rincón

Un besote gordo

Karol_a dijo...

Te felicito por ese amigo del que hablas aquí, sé bien que eso es un tesoro porque también yo dispongo se él y sé apreciarlo, eres afortunado, pero si es así será también porque tú lo mereces y eso también lo creo por lo que te leo, me hice una idea de como sientes y me gusta tu interior.
Te encontré por la red y mucho me alegro porque me enseñas mucho y yo entro para mi beneficio personal en tu blog, no hay otro motivo pues ya ves que aunque tú no entres en el mío, eso me da lo mismo, yo me encuentro bien en el tuyo.
Saber quien te quiere es importante, pero no lo es tanto como saber a quien quieres tú.
Un abrazo Alex. Un placer leerte.

Namaskar dijo...

“Una vez vivía un pueblo en el lecho de un gran río cristalino. La corriente del río se deslizaba silenciosamente sobre todos sus habitantes: jóvenes y ancianos, ricos y pobres, buenos y malos, y la corriente seguía su camino ajeno a todo lo que fuera su propia esencia de cristal.
Cada criatura se aferraba como podía a las ramitas y rocas del lecho del río, porque su modo de vida consistía en aferrarse y porque desde la cuna todos habían aprendido a resistir la corriente.
Pero al fin una criatura dijo: -Estoy harta de asirme. Aunque no lo veo con mis ojos, confío en que la corriente sepa hacia donde va. Me soltaré y dejaré que me lleve adonde quiera. Si continuo inmovilizada me moriré de hastío-
Las otras criaturas rieron y exclamaron: ¡Necia! ¡Suéltate y la corriente que veneras te arrojara, revolcada y hecha pedazos contra las rocas, y morirás más rápidamente que de hastío!! Pero la que había hablado en primer termino no les hizo caso, y después de inhalar profundamente se soltó; inmediatamente la corriente la revolcó y la lanzó contra las rocas. Mas la criatura se empecino en no volver a aferrarse y entonces la corriente la alzó del fondo y ella no volvió a magullarse ni lastimarse. Las criaturas que se hallaban aguas abajo, que no la conocían clamaron: ¡ved un milagro! ¡una criatura como nosotras, y sin embargo vuela! Y la que había sido arrastrada por la corriente respondió: ¡No soy más que una de vosotras. El río se complace en alzarnos con la condición de que nos atrevamos a soltarnos. Nuestra verdadera tarea es ESTE VIAJE, ESTA AVENTURA!!! “

Este cuento me recuerda a ti Ale, porque al igual que la protagonista de este cuento, tú un lindo día decidiste mostrarnos éste tu HUMILDE ARROYO, invitandonos con cada uno de tus Articulos a soltarnos, lanzarnos y a dejarnos llevar por su corriente. Como aquí sucede para muchos de nosotros la VIDA consiste en aferrarse, en resistir la corriente, no en dejarnos llevar por ella como tú haces y aquí nos enseñas a hacer.

Quien te iba a decir( y humildemente me voy a incluir por lo compartido contigo), quien nos iba a decir que con este precioso Articulo que hoy dedicas a tu muy querido AMIGO Pedro, se iba a “montar la que se ha montado” en los medios para los que también escribes. Destacas mi niño, eres ESPECIAL, escribes como un ángel y eso es muy envidiado y muy poco aceptado, tolerado y respetado por muchos de los "habitantes" de tu pueblo. Y para terminar ya, como en el cuento de aquí ocurre, y en una de nuestras peliculas se dice: NUNCA DEJES QUE NADIE TE DIGA QUE NO PUEDES HACER ALGO!! NI SI QUIERA YO! SI TIENES UN SUEÑO TIENES QUE PROTEGERLO! LAS PERSONAS QUE NO PUEDEN HACER ALGO TE DIRÁN QUE TÚ TAMPOCO PUEDES! SI QUIERES ALGO VE POR ELLO, Y PUNTO!!

Te felicito Ale, por esa Esencia tan linda que cada vez más nos dejas ver. Sé que llegarás lejos, donde te propongas!! Cree en ti mi niño, porque ahí dentro tienes mucho más que talento!! Eres grafito del bueno Ale, y lo sabes…Te animo a apuntar más alto, me encantaría entrar un día a una librería y ver tu libro allí. Buffffffffffffff y sabes qué?? Haría un tachon en mi lista de cosas pendientes por hacer aún en esta mi vida!! Si asi lo quisieras sabes que puedes contar con mi humilde ayuda, así como todo mi apoyo, y empujon!! Como a la protagonista de este cuento le sucede: CREE PARA VER, yo, tengo mucha FE en ti Ale. Todo llega, y esto también llegara.
Por cierto, muy muy bueno el ejercicio de Jorge Bucay que al final expones, decirte que estoy segura de que te asombrarías mi niño de la cantidad de gente que te pondría en su papel. Tienes a muchisima gente que te quiere Ale, y para la que eres importante!! Con respecto a mí, aunque no tengo ninguna duda de que lo sabes,en ambas caras de mi folio, estaría tu nombre escrito y re-escrito con mayusculas. Mil Gracias por ello!!
Mil besos, diez mil mi querido Alejandro, Ale!! :)

rescatadora de momentos dijo...

Hoy ya es tarde y me iba a ir.. pero sin querer he leído esta entrada, has nombrado a Bucay con el que tanto he aprendido.. La amistad. Ay ay ay. Nunca he sido de mejores amigas.. pero que yo sepa tampoco he tenido enemigas. Sabes?, yo me doy al cien por cien siempre con quién estoy. Sé que las personas que pasan por mi vida las quiero y las respeto, han sido importantes en el momento que he estado con ellas, sino no estaría. Pero a veces el paso del tiempo..nos evoluciona de manera diferente y nos separa de algunas y nos acerca a otras.. Y está bien, es la vida. Tal vez lo vea así porque hablo de mí sin confidencias, porque conecto o no conecto, porque lo malo lo rechazo y lo bueno lo acepto. Porque la libertad que me permito es la que doy, siempre con verdad. Porque no quiero que nadie esté conmigo por compromiso. Porque entiendo que un buen amig@ te quiere como eres. Y esto a veces no es fácil de aceptar ni siquiera como amistad. Hoy puedo decir que tengo cinco amigas que quiero mucho y que sé que me quieren aunque tal vez yo no estuviera en la lista..pero sé que es, porque no está en mi ser.
No sé si me he explicado bien..pero me he emocionado al escribirlo. Me alegro mucho de la consciencia que tienes de esa amistad.. sigue gozándola.