lunes, 19 de abril de 2010

EL TIEMPO


Se cuenta que hubo una asamblea de animales y que éstos se quejaban de que los humanos les arrebataban cosas que les pertenecían. La vaca, se lamentó de que le quitaban la leche. La gallina, de que le robaban los huevos. El cerdo, que se aprovechaban de su carne para hacer jamón. La ballena amargada, cansada de la caza para obtener su aceite. Pero el caracol sabía que él tenía algo que los humanos deseaban por encima de todo y que se lo robarían si pudiesen: tiempo.

Una vez más, escojo un cuento que me sirva de plancha para desmenuzar el tema que deseo servirles a todos los que leen mis humildes letras, y así, conseguir llenar vuestros “estómagos”.
Cada día me tropiezo con muchas personas que se quejan por la falta de tiempo, que no realizan muchos de sus proyectos porque les falta “espacio”. “¡Ojalá y el día tuviera más horas!”. Y me pregunto, “¿para qué?” Si tuviera más de veinticuatro, estoy seguro de que pediríamos sumarle unas cuantas, porque nos “ensañaríamos” mucho más “tiempo”, haciendo lo mismo que hacemos ahora, sin llegar a disfrutar de lo que deseamos.
Nuestras vidas giran alrededor de un reloj interno cuyas agujas marcan las obligaciones impuestas. Vivimos para “cumplir” con lo implantado: el trabajo, la casa, los niños (para quien los tiene), la comida… Esto debería hacernos reflexionar. Es curioso, al menos a mí me ocurre, cuanto más nos liberamos de las tareas rutinarias, más nos saturamos de actividades, hasta el punto de volver a necesitar más tiempo. Es como correr hacia algún lugar y sin saber ni siquiera hacia donde. Sólo hay algo que nos hará parar, el propio tiempo, y con la edad, cambiará el sentido de éste. Supongo que cuando cumplimos años, es cuando decimos que el “tiempo”, se nos ha echado encima y nos sentimos más cansados, acoplándonos a la rutina para no realizar aquello que deseábamos. Y así pasamos por la vida, dejando miles de cosas sin “saciar” por nuestro apetito interno. ¿La culpa la tiene el decurso de nuestra vida o la actitud que tenemos ante éste?
Para contestarme a esta pregunta, intento hacerlo a una antes: ¿cómo empiezo el día cuando me levanta el despertador, y cuando me despierto por mi cuenta? Los pensamientos condicionan nuestro comportamiento. Siento, o mejor dicho, percibo, cuando hablo con mis amistades sobre este tema, que dejamos atrás nuestras almas en medio de las prisas, nos olvidamos de los sueños que tenemos, de la empatía y sobre todo, de la necesidad de maravillarnos. De hecho, siempre parece que estamos empujando el almanaque, anhelando que llegue Semana Santa, algún puente antes de las vacaciones para salir de nuestra agitada vida y dominada por el reloj. Este sentimiento de que carecemos de tiempo es el resultado de la actitud que tenemos ante esta sociedad marcada por el materialismo, acumular experiencias, hacer cosas y sobre todo, cumplir con las obligaciones, antes de disfrutar y “vivir” nuestra vida.
Una vez, un gran amigo, (el cual no me dejó que le nombrara), dijo que esto no le pertenecía, que son mis letras, (pero mis letrillas dejan de ser mías, una vez expuestas) leyó que “en lugar de contar las horas ojalá pudiéramos cuantificar los momentos de silencio, cuando hacemos lo que nuestro corazón anhela… o cuando no hacemos nada en absoluto”.

5 comentarios:

Mararía dijo...

Me ha gustado mucho tu entrada sobre el tiempo Alex y comparto totalmente tus "letrillas" cargadas de sabiduría. Vivimos siempre en el futuro, en lo que haremos, en lo que soñamos y así nos perdemos la maravilla de disfrutar de las cosas sencillas, pero a la vez llenas de significado y disfrute, que nos ocurrieron en el transcurso del camino de nuestra vida.

Anónimo dijo...

Llegué a casa con toda la intención de irme a dormir, pero antes de ello, decidí dar un vistazo rápido a mi página de facebook. Al ver un cuento más de los tuyos, decidí leerlo para llenarme como siempre de tus palabras. Y para mi sorpresa me encontré con tu blog. Que manera más maravillosa de "perder" una hora de MI TIEMPO de sueño. Ahora si me voy a la cama, no sin antes, darte las gracias, por compartir con todos los que te leemos, los relatos, que de una manera u otra hacen que al menos por unos segundos reflexiones y veas la vida de una forma diferente. Saludos Alex,de alguien que no se atrevía a comentar nada hasta que no le llegara el momento............Besos

Titus dijo...

Un artículo realmente interesante, éste del tiempo.Yo acabo de cumplir 35 años en la fecha que está publicado este artículo y estoy bastante de acuerdo con todo lo que expone ahí, vivimos con prisas, prisas y prisas, sin apreciar lo q tenemos tanto o más en calidad q en cantidad.Es cierto que con la edad dejamos de "saciarnos" de cosas, de las que verdaderamente nos gustan y nos motivan a seguir adelante, probablemente devorados por la sociedad que nos empuja una y otra vez a "cumplir" con lo implantado como dice el artículo: el trabajo , la casa...yo creo q la culpa la tenemos nosotros,la actitud con la que afrontamos ante la vida, y en eso somos todos culpables. Hay una frase que dice algo así como " No se trata de lo que te pasa, se trata de lo que haces con lo que te pasa.Como encaras la oportunidad" .Con tu permiso, me gustaría usar la primera parte dle artículo, la del cuento de los animales para usarlo en mi programa de radio, en el cual tengo un espacio de cuentos y éste me parece bastante interesante e ilustrativo.

Enhorabuena por el blog y a seguir así!

Saludos desde la ciudad de los caballeros :p

Tito :)

Namaskar dijo...

Bello articulo Ale, FELICIDADES!! bellas palabras… Muy cierto mi niño, ya lo creo que LOS PENSAMIENTOS CONDICIONAN NUESTRO COMPORTAMIENTO… una vez más sacamos las mismas conclusiones. EL TIEMPO!!!..rica tu forma de expresarte acerca de él: dejamos atrás nuestras almas en medio de las prisas, nos olvidamos de los sueños que tenemos, de la EMPATÍA buffffffffffffff!!!! Y de la NECESIDAD de maravillarnos!! Mi niñito (jajaja)… cuantificar los momentos de silencio, hacer lo que mi corazon anhela…SIEMPRE LO INTENTO, lo persigo, lo pretendo… no me desisto de los que son mis sueños, y si no puedo ir directamente hacia ellos, trato de ver las señales que me llevan o no a ellos y… porque TODO pasa por algo…
Querido Ale, acerca de mi reloj interno te puedo decir que intento sacar el máximo provecho a las agujas de mi reloj, y que pese a que no son todas la que me gustaria que fueran las ocasiones de Felicidad, “me permite” VIVIR y disfrutar de mi vida muchas veces como a mi ME GUSTA!!!!!, los sueños, los proyectos, los deseos… son una cosa y la realidad del día a día otra…las “obligaciones” acaparan a veces en exceso el ancho y largo de la linea del tiempo, no dejando espacio para dibujar otro contexto, pero y de nada sirve quejarse si no hacemos porque algo cambie a este respecto. La vida siempre estará llena de luegos, de retos..Por eso, vale más DESEAR vivir el PRESENTE y decidir ser felices atesorando cada momento que VIVIMOS que estar perdiendolo planeando un futuro de deseos que ni tan siquiera sabemos si llegara!! CARPE DIEM!!! El tiempo no espera por nadie Ale, así que dejemos de seguir esperando hasta que…Y VIVAMOS EL AHORA, EL HOY!!!!! El reloj, sigue su marcha!!! Y cada momento es una oportunidad según la actitud con que se mire…y aunque al hacer, por otro lado siempre dejemos de hacer… cada cual elige que tipo de raices echar, pues ellas darán como resultado uno u otro crecimiento….Como muchas veces nos hemos recordado, “VIVE CADA INSTANTE COMO QUE FUERA EL ÚLTIMO” Ale, ya sabes lo que a mí me aporta hasta UN MINUTO, solo UN MINUTO!!!! Bufffffffffffff puede que lo digamos y nos parezca nada, pero y solo quien de verdad sabe apreciar el valor de ese minuto consigue que su reloj interno marque cada minuto acompasado a los latidos de su corazon..Y..
Muy bella reflexion Ale…GRACIAS por tus palabras, por tuS reflexiones, por dedicarme tantas veces de tu tiempo, y por tantas cosas más.. GRACIAS POR.. CON TODO MI CORAZON... :)

Lorena dijo...

De vez en cuando paro... aún estando en el sitio, las personas que me rodean, a veces, se preguntan y me preguntan qué pienso, y en realidad... retengo, disfruto de ese momento, intento agarrarlo aunque sea dentro de mí, para poder volver a sentirlo del mismo modo... En ese momento Alex, la mirada se pierde o se junta con la de la persona con la que compartes, dejo que me invada ese sentimiento que me llena y que me hace sentir que no necesito más... No es el tiempo lo que hace rebosar nuestras vidas, es lo que VIVIMOS durante esos MOMENTOS. Lo imaginaría como una especie de liña, donde uno, va tendiendo cada emoción, cada sentimiento, cada experiencia, no siempre buenas, pero VIVIDAS... con el paso del tiempo, algunas se estropean, se deshilachan hasta desaparecer... pero siempre estarán aquellas, que con los días pueden irse modificando en forma pero no en sentimientos. Muchísimas gracias por invitarme a empezar el día con dicha reflexión. Enhorabuena por tus letras Friki!!! Nos llena a todos de momentos que terminarán probablemente tendidos en alguna liña... Bessosss!!!