miércoles, 3 de noviembre de 2010

REMOLCAR A QUIENES NOS AYUDAN

Paseaba con mi fiel compañera, la “sombra”, (según Freud, ésta es uno de los arquetipos principales de lo inconsciente colectivo según la psicología analítica), por una de las calles de mi ciudad (Telde), cuando por sorpresa, dos luces naranjas se filtraban por mis retinas. En un acto reflejo, mi cabeza se giró para que mis ojos contemplaran cómo una grúa enganchaba a otra. Normalmente estos remolques están para “arrastrar” a otros coches averiados, pero me llamó la atención que aquel vehículo con “gancho”, estuviera siendo remolcado. Inmediatamente me vino a la cabeza las personas que siempre están “tirando” de los demás y que un día, ellos también serán transportados, bien porque lo necesitan o bien porque tienen derecho a sentirlo aún sin pedirlo.
Un claro ejemplo: nuestros padres. Hoy voy a hacer hincapié en el nombre de todas nuestras madres, no quiero olvidarme de mi buen padre, ni del tuyo, pero hoy quiero hacer un humilde homenaje a nuestras madres, en especial a la mía.
Recuerdo, cada día, cuando nos levantaba de la cama para vestirnos con los ojos “legañosos” y llevarnos camino a la mesa, allí esperaba el desayuno ya servido y caliente. Una vez uniformados y peinados, íbamos “arrastrados” de su mano hasta la puerta del colegio, lugar de partida, desde donde se iba a casa otra vez, con aquel beso sabor a prisa, para irme junto a mis compañeros a jugar antes de que sonara la sirena.
Ella volvía a nuestro hogar, a “recolocar” el desorden diario ocasionado por nuestro “andar por casa”. La comida, siempre hecha para la vuelta. Con aspecto cansado y actitud incansable, servía a todos e incluso a algún primo que siempre se “colaba” para almorzar junto a nosotros. Podría seguir enumerando miles de sus actos, acciones que me recuerdan a esa grúa que engancha a los coches que se quedan “tirados” y deben ser reclutados para lograr darles “vida”.
Así fue, es y será (deseo que por muchos años) mi buena madre. Nada que reprocharle. ¿Quién puede recriminarle algo a alguien que lo ha dado todo? Mi buena amiga Carmen Albelo, (un ser sin precedentes) siempre me dice que quien da lo que tiene, no está obligado a dar más. Pienso que cuando uno realiza aquello que ama ya obtiene su remuneración al hacerlo y quien ama lo que hace se siente feliz al margen de la recompensa. Quizás es por ello, que creemos que no necesitan oír lo que despiertan en nosotros, jamás le decimos a nuestros “remolques” cuanto les queremos o lo bien que lo hacen, hoy, estoy a tiempo y me atrevo a hacerlo con esta modesta “ofrenda”, a mi querida madre.
“Gracias Mamá… por calmar mi sed, aún cuando no había agua”.

6 comentarios:

Maria dijo...

Recuerdo como mi madre con sus besos y sus brazos cobijandome en su regazo, calmaba hasta el dolor más intenso que padecí, jamas he encontrado una medicina tan potente y eficaz.
Hace tiempo comprendi que sí hoy estoy aqui,no es solo porque ella me dio la vida, sino que ademas, en aquellos tiempos tan duros, estuvo siempre a mi lado cuando yo no era capaz de valerme por mi misma.
Muchos dolores de cabeza le hice pasar pero jamas, jamas sentí su falta.
Cuando me preguntan que persona en el mundo admiro por su valia, sus buenas acciones, su riqueza espitirual, su inteligencia etc, siempre digo lo mismo, MI MADRE!.
Un beso Alex. Gracias por esta entrada.

Namaskar dijo...

Preciosas palabras Ale dedicadas a tu mami. Os felicito a los dos!!
Me encantó tu escrito y con tu permiso, lo hago mío, y ENTIENDEMÉ ;) Me despiertas, y por eso hago tuyas igualmente tus palabras hacia mi Madre, y te doy las GRACIAS ALE por CONSEGUIR de mí, SER para con ella, un poco de lo que ella HA SIDO y aún ES para mí.
Sabes?? Me dejaste masticando acerca de lo poco que expresamos a veces nuestros sentimientos y estoy totalmente de acuerdo en que NO debería ser así para con nadie, y mucho menos con nuestros padres, pero y nos resulta a veces tan complicado escribir y expresarnos!!! Que esto nos sirva de ejemplo Ale, reflexionemos sore ello, porque como tú muy bien dicen aún HOY estamos a tiempo!!! ...Quizás valorando la actitud mía y de algunos de mis hermanos, me permito decir mi conclusión acerca del por qué creo que esto nos pasa, y es que tal vez muchos de nosotros creemos que nuestros padres (madre en este caso)son Eternos, y nadie nos preparó para ver como nuestra Madre envejecía, o algún día sería ella la que nos necesitara y en cierta manera, en alguna que otra ocasión perdía su fiel compostura de “remolcar” y tirar siempre de nosotros , servirnos siempre de ejemplo …puede que ya haya llegado el momento de que seamos nosotros tambien los que la cuidemos, justifiquemos y mimemos, no solo ella a nosotros!! Puede que nos sorprenda, nos descentre y hasta nos asuste ver como NO esta con el control de una determinada situación. Nos da miedo ACEPTAR su fragilidad, su tristeza, su descontrol como parte del ciclo de la vida , cuando en realidad todo cuanto sucede es que se invierten los papeles y simplemente hemos de conseguir SER con ella, un poco, (al menos solo un poco), de lo que ella ha sido para nosotros: su apoyo, su pilar… Ale, dediquemos a nuestras madres cada día, a cada instante, a cada momento… nuestra MEJOR SONRISA, hagamos cuanto nos sea posible porque cuantas lagrimas derramen no sean de tristeza sino en tal caso de alegria porque vea que la ILUSION DE TENERLA CERCA nos invade. Te conozco Amigo, y sé de tus cualidades y actitudes para con muchos de los que te necesitan y por supuesto para con tu Madre, y estoy segura tus padres, ambos, orgullosos siempre podrán decir “Gracias Hijo, por calmar mi sed, aún cuando no había agua” Jamás comprenderé a “aquellos” que no sienten tal AMOR hacia sus madres (permiteme añadir: padres).

GRACIAS ALE por permitirme y brindarme con tus escritos una vez más la posibilidad de expresarme uniendome a tus reflexiones y dedicando esta vez tambien unas palabras a mi MADRE. Por Siempre y con todo mi AMOR, todo mi apoyo y mi mejor SONRISA para ella...

Un besazo más que enorme Compañero, y otro para tu mami... :)

RossyBoop dijo...

Me conmovió el relato... mi mamá se ha desvivido por mi hermana y por mi toda la vida, no obstante, los últimos 2 meses ha sido más que incondicional y dedicada, sufrí una cirugía vertebral y mi mamá me ha cuidado más que cuando era pequeña... nuestras madres son únicas, son especiales, son ángeles en la tierra para cuidarnos.
Un saludo.

Madam Mim dijo...

que conmovedor.
Me llamólaatención lo que te dijo tu amiga:
"quien da lo que tiene no está obligado a dar más"
y siempre somos tan exigentes..
Fue bueno leerlo en un momento de completa desesperación.

Maria dijo...

Al promediar este texto me estaba preocupando que terminara mal, con un desenlace que dejara pensando una vez mas en todo lo que hubieramos podido hacer o decir y no hicimos..Asique al encontrarme con este final feliz, este reencuentro entre dos, no pude mas que al menos, alegrarme por los protagonistas..aunque yo no haya llegado a tiempo a hacer lo mismo.Saludos.

Luisa dijo...

Gratamente sorprendida con estos testimonios que tocan vidas, despiertan sentimientos, suavizan corazones y aclaran caminos en el diario trasegar de nuestra existencia. Gracias por tu hermosa labor y cuenta con el reconocimiento y la compañía de quienes te estamos admirando tanto. Saludos.