miércoles, 12 de agosto de 2009

SABER RESPETAR


Los niños siempre me han llamado la atención, por su inocencia, por su descaro, por un millón de razones, pero la más…por sus ansias de querer ser árbol antes de pasar por la raíz. Si ya éstos me gustan, más lo hacen mis sobrinos. Ayer tomaba un refresco en la plaza de mi ciudad, por allí habitaba un travesti que a todos despertaba interés (y no menos a mi sobrino) por su vestimenta más que por su condición sexual. Se trataba de un personaje atípico. Los ojos de Daniel que así se bautiza el hijo de mi hermano, no paraban en otro sitio que en la figura del travestido. Cuando nos íbamos camino a casa, y con la mirada al suelo (señal de que iba pensando) osó a preguntarme si aquella persona vestía bien o lo hacía mal. Enseguida, le respondí que para algunos sí, para otros no. Para mi sorpresa sin apenas coger aire, continuó con el interrogatorio: “¿y para ti Alexis?”. Se me encogió el pecho, no por la respuesta que debía dar sino por la necesidad que tenía de saciar su sed de saber. Le respondí: “para mí Daniel, no pero debo respetarlo. Su respuesta fue tan rápida como atrevimiento: “para mí tampoco pero debo respetarlo. Ayer, mi sobrino, aquel niño de seis años al que no sólo cogía de la mano, sino del corazón había aprendido un principio ético y moral muy importante…RESPETAR.

8 comentarios:

Elio Milay dijo...

Lo que tendríais que hacer es poneros dos pelucas de mujer un día de estos, agarrar una escoba y hacer como que cantáis en un concierto de rock dando golpes de melena. Y si el travestido os acompaña, pues más diversión. Os haría los coros.

Lo mejor para respetar a otra persona, es divertirse con ella. Uno nunca hace daño ni desea ningún mal, a alguien con quien ha disfrutado de momentos de diversión. Ojalá cultivase más yo la comedia.

Como siempre en tu caso, muy bonito texto y muy bien escrito. Felicidades. Y un saludo a tu sobrino.

Alex dijo...

Hola mi querido Elio! Eso de que nadie nunca hace daño ni desea ningún mal, a alguien con quien ha disfrutado de momentos de diversión...siento no compartirlo. No todos actuamos de la misma manera. Ya tendremos la ocación de masticarlo.
Gracias por tus palabras, se ven muy bien reflejadas en mi arroyo, claro que, tu sabes donde está el agua limpia.
Ah! un saludo de parte de mi sobrino...

PALOMA dijo...

Los niños son esponjas que absorben todo lo que ven ,es un aprendizaje constante y una buena escuela el saber tallar su raiz ,Alex que dificil en ocasiones se hace algunas respuestas para ellos ,pero amigo no se si equivocada o no ,yo siempre me guio por el corazon y asi espero lo hagan mis hijos o esos niños que de preguntas nos llenan ...pero ante todo siempre con RESPETO Y EDUCACION .
Como siempre un placer leerte niño.

Mil besitos Alex.

Alex dijo...

Las respuestas formuladas por la mente se solucionan con el corazón. Sigue dejándote guiar por él, nunca te llevará por caminos equivocados y si aulguna vez te llevase por un sendero que consideres erróneo, es porque quizo llevarte allí para que aprendieras algo.
Mil besos Paloma! Las noches contigo se transforman en CLARIDAD!

Elio Milay dijo...

Me quedé pensando en lo que dices. Y sí... puede darse el caso de que alguien con quien uno se lo ha pasado muy bien, de repente zas, te traicione, o te haga daño, o se olvide de que existes, o mil cosas malas más...

Cierto, cierto...

Eso es porque no toda la gente tiene el buen corazón que tienes tú.

Namaskar dijo...

Hola capullin, me doy permiso para corroborar con mayusculas el último comentario de Elio, sé de lo que hablas Ale y..aunque es casi seguro que a nadie le gustaría pasar por experiencias así, date cuenta que siempre esto le va a pasar a personas como tú, con un enorme, increible y belisimo corazón, pero "Y" creeme aunque no te sirva de mucho consuelo, la lección queda aprendida, por ambas partes!!! y sientete pleno porque hasta por esto y sobre todo por esto, la vida te dará sus ricos frutos..Todo pasa por algo Ale, recuerdas?? Todo!! Quizás a ti aparentemente no te aporte, sino al contrario pero y..ahí queda tu aportación, tu ejemplo, y si los demás quieren observar, empaparse y aprender de ello ahí queda!
MIl besos capullo, diez mil!!

Alex dijo...

Querido Elio, cuando uno te traiciona, como has mencionado antes...permíteme corregirte modestamente, no te traiciona él, no te decepciona él, lo hace tu persona por haber depositado tu confianza.
A todos nos pasa, y es fácil buscar un culpable... Aquí no hay otro responsable que nosotros mismos.
Un abrazo enorme!!!

Anónimo dijo...

Cómo puedes decir que cuando nos traicionan la culpa la tenemos nosotros? Ale por Dios, en una relación, sea la que sea, todo va al 50%, no puedes ir desconfiando de todo el mundo, el que desconfía de todos es digno de que nadie se fie de él, es que bueno encima de ofendido, molesto, disgustado, puteado, tienes que pensar lo tonto que has sido por no verlo venir. A mi me han traicionado y he de decir que de gente de la que no me lo esperaba, amistades de muuuchos años, son bofetadas sin manos y duelen mas por que viene de gente de la que nunca te lo esperas y gente a la que quieres y encima dices que los responsables somos los ofendidos. si de algo me siento responsable es de haber sido tan confiada, por que la confianza es la madre del descuido, No se puede hablar a la ligera, no estoy nada de acuerdo con lo has dicho, la traición es un trago muy muy amargo.